La misión de la empresa, desde su creación, fue aprovechar el conocimiento dejado por los italianos, especialistas en licores, perfeccionando los métodos de fabricación y utilizando las mejores materias primas, asumiendo la calidad como estandarte.

Licor es una bebida dulce de alto grado alcohólico que debe ser consumida después de las comidas. El término viene del latín liquifacere, licuefacción, disolver.

La aparición de los licores se remonta a tiempos antiguos. Consta que ya en las tumbas, del viejo Egipto, se encontraron recetas de licores que eran usados como digestivos y como productos medicinales, especialmente en los problemas del estómago.

Pensadores como Hipócrates, Galeno y Plínio escribieron sobre el asunto. Pero sólo en 900 a. C., los árabes inventaron la producción del alcohol por medio de la fermentación.

Los licores se obtienen a partir de alcohol, aguardiente de vino u otro, aromas, hierbas, frutos y flores.

En la época medieval, los famosos cocineros de entonces usaban los licores como aromatizantes, para disfrazar el aroma de las carnes en malas condiciones. Eran licores de baja calidad, sólo adocrían alcoholes a los que, groseramente, añadían jarabes y hierbas.

Para comprobar nuestra búsqueda constante de la calidad de nuestros productos, trabajamos todos los días en la mejora de nuestro desempeño. Con nuestro trabajo esperamos proporcionar a nuestros clientes experiencias únicas de degustación.

Además de la calidad de nuestros productos, defendemos otros valores de enorme importancia como son la integración social en el medio en que estamos insertos y la promoción de nuestra región.

Por estas razones, creemos que este plan se alcanza con dedicación y compromiso de nuestro equipo.